viernes, 30 de diciembre de 2011

El coche de Intisar (Glénat, 2011)













El coche de Intisar
Pedro Riera y Nacho Casanova
Glénat, 2011
208 páginas / bitono
Precio: 16,95 euros
ISBN: 978-84-9947-349-9

Cercana a una línea marcada por autores europeos que llevaron sus propias experiencias en países exóticos al lenguaje del cómic, como el francés Nicolas Wild (Kabul Disco) o el canadiense Guy Delisle (Shenzhen, Pyongyang y Crónicas Birmanas), el escritor y periodista Pedro Riera (Barcelona 1965) y el dibujante Nacho Casanova (Zaragoza, 1972) nos entregan El coche de Intisar (Glénat, 2011), una novela gráfica que tiene como protagonista a la mujer yemení.
El origen de El coche de Intisar (Glénat, 2011) recuerda a lo ocurrido a Wild con Afganistán (recibió el encargo de poner en dibujos la nueva constitución afgana) y a Delisle con Birmania (su mujer fue destinada a este país del sureste asiático como miembro de un equipo de MSF).
Pedro Riera llegó a Yemen cuando a su mujer le surgió la oportunidad de trabajar durante un año en Saná, la capital del país. Desde el primer momento, ambos quedaron impactados por la implacable segregación entre sexos que impera en la sociedad yemení y decidieron escribir un libro, posteriormente convertido en esta novela gráfica, sobre la situación de la mujer en Yemen.
De tal forma y durante nueve meses, Riera y su mujer llevaron a cabo una investigación sobre el terreno realizando cerca de una cuarentena de entrevistas a mujeres yemeníes de toda condición. Gran parte de los episodios y de las anécdotas que conforman esta novela gráfica salieron de tales entrevistas.
Intisar es, por tanto, el nombre elegido para un personaje ficticio cuyas experiencias son absolutamente reales ya que pertenecen a decenas de mujeres de carne y hueso. Se ha hecho así para evitar cualquier tipo de represalia a las mujeres que a través de sus testimonios han facilitado la creación de una interesantísima obra que revela la realidad ‘contada desde dentro’ de las mujeres en un país regido por una serie de leyes y de costumbres nacidas de hipócritas malinterpretaciones del Corán y del Islam.
El coche de Intisar está repleto de humor y ternura, elementos muy presentes a lo largo de un cómic que denuncia con dureza la situación de la mujer en Yemen.
Gustará a aquellos que disfrutan con las obras de Wild y Delisle arriba mencionadas y también con Persepolis (2002-2004), de Marjane Satrapi; El paraíso de Zahra (2011), Amir & Khalil; El juego de las golondrinas (2008), de Zeina Abirached e incluso La vida secreta de los jóvenes, de Riad Sattouf.


martes, 15 de noviembre de 2011

Lincoln (Dibbuks, 2011)













Lincoln. Tomo 1
Olivier, Jérôme y Anne-Claire Jouvray
Dibbuks, 2011
104 páginas / color
Precio: 16 euros
ISBN: 978-84-92902-49-1

Casi una década más tarde de su publicación, Lincoln, la irreverente, delirante y divertidísima serie ambientada en el viejo Oeste americano de los hermanos Jouvray ha cruzado por fin los Pirineos.
Lincoln 1 (Dibbuks, 2011) incluye los dos primeros volúmenes - Duro de mollera e Indian Tonic - de una serie que en Francia ya va por su sexta entrega. La edición española cuenta con colaboraciones originales de dibujantes como Efa, Kenny Ruiz, Antonio Lapone, Boutlet o Juanjo Guarnido.
La obra de Olivier y Jérôme Jouvray, guionista y dibujante respectivamente, y de la colorista Anne-Claire Jouvray, esposa del segundo, está protagonizada por Lincoln, el personaje que da nombre a la obra. Este, un tipo a primera vista desagradable, cínico, mal encarado, sin conciencia de ningún tipo, ladrón, timador, pendenciero, putañero, de lenguaje y modales toscos, criado por las prostitutas del salón e hijo de una de ellas pero propietario de ‘un cerebro muy bien amueblado’, se encuentra un día con Dios en persona. Este, un anciano pequeñito, simpático y dicharachero, ataviado con sombrero y poncho mejicanos, decide conceder la inmortalidad a Lincoln, más que nada porque prevé que va a necesitar tiempo para transformar al antipático héroe enfadado siempre con el mundo en un buen ciudadano y, de paso, en un justiciero bondadoso y feliz.
Gracias a tal pacto de inmortalidad, entre Lincoln y Dios se forma un tándem peculiar rebosante de humor y cinismo que errará por las carreteras del Lejano Oeste viviendo todo tipo de aventuras en la que habrá cabida para la reivindicación de la cultura india, la venganza, ‘el apostolado’ y mucha diversión.
En cierta medida, las peripecias de tal singular pareja pueden hacer recordar las de otros dúos de la Literatura, el Cine y el Cómic universales como, por ejemplo, don Quijote y Sancho, don Camilo y Peppone, El Gordo y El Flaco, Asterix y Obelix, Calvin y Hobbes
En cuanto al tratamiento gráfico, la serie posee una estética muy atractiva cercana a la nouvelle BD (Dupuy y Berberian, Christophe Blain, Manu Larcenet…).
Entre lo mejorcito publicado en 2011 en nuestro país.


domingo, 6 de noviembre de 2011

El Eternauta (Norma, 2010)








El Eternauta
Oesterheld y Solano López
Norma, 2011
368 páginas / blanco y negro
Precio: 22 euros
ISBN: 978-84-9847-394-0


Para celebrar el cincuenta aniversario de la primera recopilación de El Eternauta, obra maestra del cómic argentino pergeñada por el guionista Héctor Germán. Oesterheld (Buenos Aires, 1919 – 1978) y por el dibujante Francisco Solano López (Buenos Aires, 1928 –2011), la editorial española Norma Editorial presentó hace casi un año, en diciembre de 2010, ‘su edición definitiva’.
Publicada por capítulos en el semanario argentino Hora Cero Semanal, entre 1957 y 1959, El Eternauta fue aupada de forma merecida a la categoría de clásico entre los clásicos de la ciencia ficción y del género de aventuras. Incluso, hoy en día, está considerada como una obra importantísima de su cultura popular gracias al marcado uso de localismos porteños.
Pero es que, además, con esta novela gráfica, Oesterheld - desaparecido y presumiblemente asesinado a manos secuaces de la Junta Militar argentina - y Solano López fueron capaces de reinventar el mito de Robinson Crusoe creando un universo inolvidable para generaciones de lectores en el que un grupo de héroes anónimos luchaba por sobrevivir.
A lo largo de los años, esta grandiosa novela gráfica, en la que muchos han visto veladas críticas a los numerosos golpes de estado de la época, ha tenido – en su mayor parte sufrido - una innumerable cantidad de secuelas y reediciones muy controvertidas.
Entre las que merecen ser reseñadas se encuentran las escritas por Oesterheld junto al dibujante Alberto Breccia (1969) y la secuela ‘oficial’ El Eternauta II con Solano López, ambas con un tono político más agresivo que el de la historia original.
El argumento de El Eternauta comienza con un ejercicio de metaficción en el que un guionista de historietas, el propio Oesterheld, se ve sorprendido por la materialización de un extraño hombre frente a su mesa de trabajo. Llamado Juan Salvo, éste personaje será el narrador de una historia que se inicia con un grupo de amigos jugando al truco en la casa de uno de ellos durante una gélida noche invernal del Buenos Aires de los años cincuenta. De pronto una extraña y mortífera nevada fosforescente cae sobre la ciudad dejándola cubierta por un aterrador silencio. 

miércoles, 26 de octubre de 2011

Por qué odio Saturno (Planeta De Agostini)












Por qué odio Saturno
Kyle Baker
Planeta DeAgostini, 2010
208 páginas / blanco y negro
Precio: 18,95 euros
ISBN: 978-84-674-8725-1


Dos décadas más tarde de su publicación, en 1990, Por qué odio Saturno (Planeta DeAgostini, 2010), una de las obras maestras de la historietista y animadora norteamericana Kyle Baker (Queens, Nueva York, 1965), se ha visto de nuevo reeditada en nuestro país.
Está protagonizada por una excéntrica columnista llamada Anne Merkel quien sólo es feliz cuando se queja de sus editores, de estar soltera en Nueva York o de, entre otras decenas de cosas, quedarse sin whisky. Pero cuando su hermana, a la que hace bastante tiempo que no ve, aparece de pronto afirmando que es la Reina de las Astro-Chicas de Cuero de Saturno, la quejumbrosa Anne va a desear no haberse lamentado nunca de nada.
En Por qué odio Saturno, Baker da rienda suelta a todo su talento a la hora de pergeñar una historia llena de ironía, cierta crítica social y brillantes momentos absurdos; una divertidísima novela gráfica repleta de inteligentes giros inesperados capaces de mantener al lector expectante en cada momento.
Realizado en formato de telenovela, con un planteamiento estético tan llamativo como atractivo, donde los diálogos se encuentran fuera de las viñetas al estilo del cómic clásico – como Príncipe Valiente -, Por qué odio Saturno es una obra rompedora para su época.
Kyle Baker comenzó su carrera en los años ochenta colaborando con distintas cabeceras, entre ellas Marvels Spider-Man y New Mutants. También trabajó para Disney en la adaptación de A través del espejo y lo que Alicia encontró allí [cuento infantil escrito por Lewis Carroll, en 1871, continuación de Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas] y en la película de Dick Tracy. Además, sin dejar de trabajar para la industria de animación, Baker publicó sus dibujos en revistas y diarios tan populares como The New York Times, Esquire, Rolling Stone y New York Magazine. A lo largo de su carrera ha ganado numerosos premios, entre los que destacan sus ocho Eisner.
En definitiva, una lectura más que recomendable para aquellas personas adultas que no suele leer tebeos que quizá con el paso de los años entre en el archivo eterno de los cómics de culto.

sábado, 15 de octubre de 2011

Dublinés (Astiberri, 2011)

 






Dublinés
Alfonso Zapico
Astiberri, 2011
232 páginas / color
Precio: 18 euros
ISBN: 978-84-151-6304-6
www.astiberri.com


Después de asombrar al mundo del cómic con la madurez de sus dos primeras obras - Café Budapest (Astiberri, 2008) y La guerra del profesor Bertenev (Dolmen Editorial, 2009) -, el dibujante Alfonso Zapico (Blimea, 1981), premio autor revelación de 2010 en el Salón Internacional del Cómic de Barcelona, presenta Dublinés (Astiberri, 2011). Esta ambiciosa novela gráfica es el resultado de más de tres años de duro trabajo de documentación y proceso creativo durante los que el historietista asturiano se ha sumergido de forma ejemplar en la vida del escritor irlandés James Joyce (Dublín, 1882 – Zúrich, 1941), uno de los grandes dramaturgos del siglo XX.
Las viñetas pergeñadas por Zapico plasman, con línea clara franco-belga, aquellos momentos, conversaciones, aventuras y desventuras con las que Joyce fue construyendo su leyenda. De tal forma que además de convertir al lector en pasajero de un seductor viaje en tren por ciudades como Dublín, Trieste, París y Zúrich en las que el universal autor del Ulises dejó su impronta de su azarosa vida, el lector ve desfilar por sus páginas a figuras de la cultura y la política del siglo pasado como el noruego Henrik Ibsen, los irlandeses W.B. Yeats, Bernard Shaw y Samuel Beckett, los estadounidenses Ezra Pound, T.S. Eliot y Ernest Hemingway, los británicos H. G. Wells y Virginia Wolf, los franceses Paul Valéry, Marcel Proust, André Gide y Henry Matisse, el suizo Le Corbusier o los rusos Sergei Eisenstein y Lenin.
En resumen, Dublinés es una narración gráfica ejemplar que engarza a la perfección en un contexto histórico bien trabajado la biografía de Joyce con el lenguaje del cómic y que nos lleva a asociar al asturiano con la obra de Craig Thompson, Jiro Taniguchi; la nouvelle vague de la BD francesa, con clásicos como Uderzo, Goscigny, Giraud, Hergé o Frankin; o con otros dibujantes españoles como Ivá, Víctor de la Fuente, Carlos Giménez, Paco Roca, Luís Durán o Tomeu Seguí.

sábado, 8 de octubre de 2011

Cuentos de Cuculis (Glénat, 2011)












Cuentos de Cuculis
Álvaro Ruilova
Glénat, 2011
96 páginas / color
Precio: 13,95 euros
ISBN: 978-84-9947-145-7


El historietista, ilustrador y pintor Álvaro Ruilova (La Paz, 1981) se ha convertido, con apenas 30 años, en uno de los autores más importantes y premiados de la historieta boliviana de hoy en día. Todo gracias a sus Cuentos de Cuculis (Glénat, 2011), obra donde ha fusionado magistralmente, como si de un consumado brujo andino con alma de Edgar Allan Poe se tratara, géneros como el costumbrismo, el terror y el humor.
En Cuentos de Cuculis, el historietista paceño ha sabido entremezclar, como nadie antes, la realidad social de la Bolivia actual con sus antiquísimas creencias y tradiciones a la hora de narrar unos cuentos de terror universal que no han perdido su marcado acento boliviano.
Los cuculis, unos entes odiados por feos, sucios y dañinos que parecen haber salido de las leyendas sobrenaturales, la mitología andina y los atavismos naturalistas propios de La Paz y la cultura boliviana en general, son los protagonistas e hilo conductor de unas historias terroríficas y truculentas pavorosamente cercanas. No en vano, el propio autor avisa a su lector de que podría encontrar en los cuculis esa parte mentirosa, pérfida y desagradable, esa parte asesina que, oculta en el último pliegue del alma, podemos llevar todos dentro.
Artista plástico de amplia formación académica, desbordante imaginación a la hora de escribir guiones y que vive en la paceña Calle de las Brujas, nada más apropiado, Álvaro Ruilova ha visto como su obra se ha convertido en un cómic de culto en Bolivia.
En España, Glénat ha recopilado en un único tomo de 96 páginas, con prólogo a cargo del guionista de cine y cómics español Hernán Migoya, las dos entregas - Noche de mercado y El partido de la oscuridad – que originalmente fueron publicadas por separado en el país andino.
En definitiva, Cuentos de Cuculis es una historieta fantástica de monstruos con una atmósfera más cercana a los Gremlins que a El exorcista.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Inside Moebius 3 (Norma, 2011)









Inside Moebius 3
Jean Giraud Moebius
Norma, 2011
284 páginas / color
Precio: 29 euros
ISBN: 978-84-679-0382-9


La publicación del tercer volumen de la inclasificable Jean Giraud: Inside Moebius (Norma Editorial, 2011) supone la conclusión de una de las obras más controvertidas – que ya es decir - de ese genio del Noveno Arte llamado Jean Giroud alias Gir alias Moebius.
El historietista e ilustrador francés Jean Giraud (Nogent-sur-Marne, 1938) se dio a conocer en 1964 con El Teniente Blueberry, un western clásico que firmó con el seudónimo de Gir y que aún sigue dibujando. Más tarde y bajo otro seudónimo -Moebius - revolucionaría el cómic de ciencia ficción de los años setenta y ochenta con una obra cumbre como El Incal y sus distintas secuelas. Tal fue la reputación alcanzada que los medios de comunicación más influyentes del país vecino llegaron a incluirlo junto a los llamados nuevos filósofos (nouveaux philosophes) franceses, una corriente de pensamiento de izquierdas crítica a la nacida en mayo del 68 en la que destacan, entre otros, Bernard-Henri Lévy, André Glucksmann y Alain Finkielkraut.
Para muchos lectores Jean Giraud: Inside Moebius ha sido simplemente ‘un delirio egocéntrico y autocomplaciente a más no poder por parte de un autor pagado de sí mismo’. Pero una lectura más cuidadosa delata una construcción subyacente mucho más pensada y equilibrada de lo que podría parecer en un inicio.
Así, en Jean Giraud: Inside Moebius, el galo asombra y divierte con una delirante evolución de acontecimientos propuestos y conducidos por el mismo y por su setentera encarnación hippie en una suerte de revisión del teatro clásico dramático del italiano Luigi Pirandello y del existencialista y absurdo promulgado por el irlandés Samuel Beckett y el rumano Eugène Ionesco. Y eso se acentúa aún más cuando sus principales y famosos personajes, que inician la historia junto a ambos narradores, van perdiendo gradualmente protagonismo,
Llegados a este punto tampoco pueden obviarse los paralelismos buscados a conciencia y convenientemente encontrados con el cine de Federico Fellini.
El resultado final es una obra rebosante de libertad y frescura cuya lectura supone una experiencia sensorial de lo más gratificante. 

domingo, 2 de octubre de 2011

American Splendor 1 (La Cúpula, 2011)












American Splendor 1
Harvey Pekar
La Cúpula, 2011
196 páginas / blanco y negro
Precio: 20 euros
ISBN: 978-84-7833-937-2


American Splendor es al comic underground americano lo que On the Road lo fue a la literatura norteamericana. Es decir, una obra rompedora y capital. Eso sí, entre muchas otras, cuenta con una diferencia sustancial: al contrario que Jack Kerouac a Harvey Pekar no le dio la gana esconderse tras un seudónimo. Y es que American Splendor presenta las peripecias peripatéticas de la vida de un ‘cualquiera’ llamado Harvey Pekar. Administrativo durante 35 años en un hospital local, además de crítico de jazz y coleccionista de discos viejos con lo que redondeaba sus ingresos mensuales, las historias incluidas en American Splendor alcanzan la misma genialidad que las epifanías de lo cotidiano pergeñadas por el ruso Antón Chéjov o el irlandés James Joyce en su obra.
El pasado mes de abril, Ediciones La Cúpula publicó el primer volumen de la trilogía antológica de American Splendor, de Harvey Pekar (Cleveland, EE.UU., 1939 – 2010), una serie que para muchos es un monumento del cómic norteamericano. Galardonada con el American Book Award en 1987, fue llevada al cine, en 2003, con tanta maestría que incluso recibió el gran premio en el Sundance, esto es, en el más importante festival de cine independiente del mundo.

sábado, 20 de agosto de 2011

Una judía americana perdida en Israel (Norma, 2011)












Una judía americana
perdida en Israel
Sarah Glidden
Norma, 2011
208 páginas / color
Precio: 19.50 euros
ISBN: 978-84-679-0478-9

En la mejor tradición de ese cómic viajero-histórico-periodístico que entremezcla la Historia con las historias y que tan bien representan, entre otros, el canadiense Guy Delisle (Crónicas Birmanas); el francés Nicolas Wild (Kabul Disco); las iraníes Marjane Satrapi (Persépolis) y Parsua Bashi (Nylon Road); el chino Li Kunwu (Una vida en China); la libanesa Zeina Abirached (El juego de las golondrinas) o la israelí Rutu Modan (Metralla), la autora estadounidense de origen judío Sarah Glidden (Boston, 1980) nos narra sus experiencias, inquietudes y escepticismos personales durante su viaje a Israel dentro del programa ‘Derecho de nacimiento’.
Creado, en 2000, a partir de donaciones públicas y privadas, el ‘Derecho de nacimiento’ facilita a los jóvenes judíos que viven fuera de Israel un viaje para fortalecer sus lazos con ‘la Tierra Prometida’.
Acompañada de su mejor amiga americana, un mapa y un guía ex-militar, además de por otros jóvenes que hacen uso de su ‘Derecho de nacimiento’, Sarah descubre - y nos descubre - desde dentro la dura y controvertida realidad de un conflicto israelí – palestino al que hace frente con dibujos luminosos, ojo crítico y refrescante sentido del humor. A todo ello se añaden elementos del periodismo gráfico, la autobiografía y el cuaderno de viajes que combinados con esmero hacen de Una judía americana perdida en Israel (Norma, 2011) una obra excepcional gracias a la cual su autora ha conseguido ganar el prestigioso Ignatz Award al mejor Nuevo talento y un Premio Maisie Kukoc.
Una judía americana perdida en Israel fue publicada inicialmente como minicomic, y más tarde reeditada, en 2010, en EE.UU. en un volumen integral por Vertigo, sello de DC Comics.

domingo, 26 de junio de 2011

Lonely Surfer 1962











Lonely Surfer 1962
Santiago Cueto
Planeta DeAgostini, 2011
108 páginas / blanco y negro
Precio: 17 euros
ISBN: 978-84-938-6059-2


El pintor, diseñador y dibujante de cómics asturiano Santiago Cueto (Oviedo, 1954) nos presenta Lonely Surfer 1962, su primer ‘larga duración’, una novela gráfica autoeditada en blanco y negro, en la que narra los orígenes del surf en España a través de la historia de su hermano Félix Cueto, uno de los pioneros en nuestro país de este deporte / forma de vida.
Gran admirador de la obra de los pintores Egon Schiele y Otto Dix, de la ilustración de los cincuenta y de historietistas estadounidenses tan variopintos como Alex Raimond, Robert Crumb, Edward Gorey, Charles Burns y de Gary Panter, entre otros, Cueto deja patente la fuerte conexión existente en su dibujo entre pintura y cómic. Basándose gráficamente en un collage donde predomina su afinidad con el cómic underground norteamericano y el surrealismo pop, el asturiano va desgranando, en una atmósfera norteña, con mucho negro y gris franquista, la odisea de aquel puñado de jóvenes asturianos y de otras comunidades del norte de España que se lanzaron a las olas en tablas de surf fabricadas por ellos mismos a principios de los sesenta. Por entonces, el surfing era un deporte totalmente desconocido en España y apenas la música de los Beach Boys confirmaban su lejana existencia. Así que la idea de deslizarse de pie sobre las olas en una tabla casi parecía más una fantasía que una posibilidad real.
Pergeñada como si de un boceto tipo story-board se tratara, también ha de destacarse el afán experimental del propio Santiago Cueto cuando, durante la narración, no tiene reparos en introducir elementos de ámbitos diversos como el cómic, el cine, la fotografía y la ilustración, en una gratificante búsqueda de frescura y dinamismo narrativo.
Lonely Surfer 1962 está a la venta directamente en Internet a través de este enlace www.pasionporloslibros.es/pasionporloslibros/Comic.html

viernes, 24 de junio de 2011

Cómics para ser felices como lombrices

La ebullición del mercado editorial de la novela gráfica es incomparable. Bueno, si uno se encontrara como pez sobre una tarima, con una profesora de Ciencias mirándole inquisitoriamente a la jeta, solo y únicamente en ese caso se debería aventurar una respuesta. Entonces, el estado mostrado por el Eyjafjallajokull ['ei.jaˌfjatl.aˌjœ.kʏtl], durante los últimos años no estaría tan alejado. Eso sí, si finalmente se tomase la decisión de nombrar dicho volcán islandés debería hacerse con prudencia y nunca sin haber un otorrino cerca.
Retomando el tema, en estas líneas se proponen los títulos de 14 novelas gráficas con la capacidad de ofrecer al lector de cómics momentos muy placenteros en un periodo estival que asomó el fociquín.
Entre los seleccionados se encuentran cómics que narran vidas y sucesos de forma admirable y bien documentada, pero que no renuncian a su carácter novelesco y, en ocasiones, innovador. En esta primera categoría topamos con Carlos Gardel (Libros del zorro rojo), novela gráfica del tándem creativo argentino formado por el guionista José Muñoz y el dibujante Carlos Sampayo, un artista éste cuyo grafismo ha influido decisivamente en el estilo de historietistas como Dave McKean (The Sandman…); Warren Pleece (Deadenders…) o Frank Miller (Batman: Año Uno, Sin City, 300…).
También tenemos a Castro (Norma), la sorprendente biografía gráfica del controvertido líder cubano Fidel Castro realizada por el autor alemán Reinhard Kleist; o La huella de Lorca (Norma), de Carlos Hernández y El Torres, donde la vida del universal poeta andaluz discurre ante nuestros ojos a través de los testimonios de los que le rodearon.
Por su parte, Dublinés (Astiberri), del asturiano Alfonso Zapico, premio autor revelación de 2010 en el Salón Internacional del Cómic de Barcelona, nos acerca a la vida y obra, a las penurias y grandezas, del escritor y dramaturgo irlandés James Joyce. Una novela gráfica maravillosa que ha precisado más de tres años de trabajo.
Lonely Surfer 1962 (Pasión por los Libros), la obra más extensa del también asturiano Santiago Cueto, presenta una historia, en gran parte biográfica, que trata de la vida de su hermano Félix Cueto, uno de los pioneros de la práctica del Surf en Asturias y muy posiblemente de toda España. En Lonely Surfer 1962 disfrutaremos con una historia llena de ternura y humor, bien ejecutada, que tiene lugar durante los años sesenta en escenarios muy reconocibles de Asturias como La Peñona, la playa de Salinas, la de San Balandrán
Más novelada y fantasiosa es Gauguin (Glénat), donde los franceses Li-An y Laurence Croix presentan la vida aventurera del pintor posimpresionista francés Paul Gauguin cuando en 1891, arruinado y enfermo, se embarca hacia la Polinesia.
En cuanto a realismo y tragedia pocas podrán competir con Chernóbil - La zona (Glénat, 2011). La obra de la ibicenca Natacha Bustos y del catalán Francisco Sánchez describe el accidente en la central nuclear ucraniana y sus consecuencias posteriores a través de la tres generaciones de una misma familia que, junto a muchas otras, se vieron obligadas a abandonar todo cuanto tenían.
Una judía americana perdida en Israel (Norma), de Sarah Glidden son las interesantísimas memorias de su viaje a través de Israel dentro del programa ‘derecho de nacimiento’ que ofrece a todos los judíos del mundo una visita pagada a Israel. Glidden, joven judía americana de izquierdas y favorable a la entrega de territorios por paz, describe su desasosiego al encontrarse con otros aspectos del conflicto israelo-palestino para ella desconocidos. 
Un desasosiego comparable al que provoca la lectura del primer volumen recopilatorio de American Splendor (La Cúpula), serie genial donde las haya en la que el ya fallecido guionista de cómics underground Harvey Pekar relató episodios de su vida durante décadas con ayuda de dibujantes del calibre de Robert Crumb, Greg Budgett, Gary Dumm, Gerry Shamray o Kevin Brown.
Entrando ya en el terreno de la ficción, en los últimos meses se han publicado la recopilación definitiva de la mítica serie negra 100 Balas (Planeta DeAgostini), del guionista estadounidense Brian Azzarello y del dibujante argentino Eduardo Risso; Los años dulces (Ponent Mon), lo nuevo de los japoneses Taniguchi y Kawakami; la surrealista y fascinante Agencia de viajes Lemming (Astiberri), del portugués José Carlos Fernandes, muy en la línea de Ben Katchor; y la enésima y no por ello mala versión de Alicia en el país de las maravillas (Panini), de Carroll, Moore, Reppion y Awano.
Ah, y para terminar, Sardina del Espacio 4 (Planeta Junior), un tebeo para el público más infantil y exigente pergeñado por los galos Joann Sfar y Emmanuel Guibert, dos de las principales figuras de la llamada Nouvelle BD.

sábado, 4 de junio de 2011

Aya de Yopougon 5 (Norma Editorial, 2011)











Aya de Yopougon 5
M. Abouet y C. Oubrerie
Norma, 2010
128 páginas / color
Precio: 18 euros
ISBN: 978-84-679-0290-7


La futura escritora y actual guionista de cómics Marguerite Abouet (Abidján, Costa de Marfil, 1971) y el dibujante Clément Oubrerie (París, 1966) son los autores de Aya de Yopougon, la serie más singular y exitosa que ha dado el cómic africano en los últimos años. Distinguida en sus inicios con el premio al mejor primer álbum en el salón de Angoulême de 2006, la obra ha llegado a España de la mano de Norma Editorial quien ha ido publicando cada uno de los cinco volúmenes aparecidos originalmente en Francia.
Uno de los elementos básicos sobre el que reside la enorme aceptación de la serie en Europa se encuentra en la ternura, humor, cercanía y novedad con las que Abouet narra unas historias llenas de cotidianidad vividas - o imaginadas - durante su infancia en Costa de Marfil, durante la década los setenta. Este periodo, uno de los más prósperos en uno de los países más tranquilos – aunque no siempre – del África occidental, sirve de escenario para narrar las experiencias vitales de Aya, Adjoua y Bintou, tres jóvenes y guapas amigas y vecinas del mismo barrio de Abidján, la capital del país, con muchas ganas de vivir y con muy distintas actitudes frente al futuro. A las suyas van conectándose las historias de un innumerable listado de personajes secundarios a cual más brillante. Pero lo que termina de dar la calificación de excelente a esta obra es el muy atractivo trabajo gráfico del ilustrador francés Clément Oubrierie, cuyos dibujos de trazo fino y colores cercanos a la textura de la acuarela otorgan al conjunto una sensación de gran calidez.
Aya de Yopougon provocará extrañeza en los habitantes del denominado primer mundo ante tal tranquilidad social en África, tan acostumbrados como estamos a seguir «la actualidad africana» a ritmo de genocidios y hambrunas, de metralletas, pateras y pandemias. Pero esa otra África también existe y por fin alguien lo ha puesto ante nuestros ojos.

miércoles, 1 de junio de 2011

Relatos insólitos de Samurais (Glénat, 2010)







Relatos insólitos de Samurais
Hiroshi Hirata
Glénat, 2010
232 páginas / blanco y negro
Precio: 12 euros
ISBN: 978-84-8357-986-2

Relatos insólitos de samuráis (Glénat, 2010) recopila siete historias cortas y autoconclusivas de uno de los mangaka clásicos más respetados del cómic histórico japonés: Hiroshi Hirata (Tokio, 1937). Esta obra confirma el interés mostrado por un autor que hasta no hace tanto seguía inédito en nuestro país y que hoy ya tiene editados varios títulos entre los que destacan Héroes anónimos (Glénat, 2010) o la serie Satsuma Gishiden (Dolmen, 2010).
Como uno de los grandes maestros y pioneros del gekiga o novela gráfica japonesa, Hirata combina un dibujo detallado y realista, influido por de Goseki Kojima (El Lobo Solitario y su Cachorro), con tramas argumentales complejas y maduras. En esta ocasión se trata de siete relatos basados en hechos históricos en los que se puede ver samuráis fuera de su medio natural, la guerra. Aunque no faltan la épica y los valores propios de las historias clásicas de samuráis, Relatos insólitos de samuráis presenta otros aspectos menos habituales y llenos de dramatismo, dejando patente que la caída de la figura del samurai viene dada por su falta de adaptabilidad a los nuevos tiempos y su vulnerabilidad ante las intrigas debido a la rigidez de un anacrónico bushido.

Tú me has matado (Astiberri, 2010)











Tú me has matado
David Sánchez
Astiberri, 2010
80 páginas / color
Precio: 15 euros
ISBN: 978-84-9276-943-8

En la misma línea negra, inquietante, surrealista, perturbadora de otros autores de cómic como Pirus & Mezzo, Charles Burns o Daniel Clowes, de cineastas como David Lynch, o de escritores como Franz Kafka, el ilustrador David Sánchez (Madrid, 1977), creador de las camisetas Mong T-Shirts y colaborador de El País de las Tentaciones, El Semanal, Man, Público o Rolling Stone, nos presenta Tú me has matado (Astiberri, 2010). Un debut fascinante y terrorífico en el que asesinatos misteriosos, sheriffs corruptos, aberraciones sexuales, misioneros evangélicos y alucinaciones persecutorias se mezclan en unos escenarios cuya banda sonora bien podría estar compuesta por clásicos de la música americana de los cincuenta y sesenta de la cual el madrileño se declara fan confeso. Prepublicado parcialmente en la revista El Manglar (Dibbuks), Tú me has matado cruza con maestría singular historias bizarras y sobrenaturales a lo largo de trece capítulos de entre cuatro y nueve páginas. Las páginas destacan por su formato simétrico ya que prácticamente todas ellas se presentan en formato rejilla de 3x2 viñetas salvo alguna excepción. Una buscada simetría que se acomoda perfectamente a la historia.